Usted está aquí: InicioNoticiasWeb

Curso de Flamenco, baile y guitarra

Durante los días 18, 19 y 20 de noviembre tendremos la gran suerte de poder hacer el I Curso de Flamenco que organiza Promusic.
Muy contentos de poder contar con dos figuras con un amplio curriculum y bagaje internacional.

Gerardo Núñez es uno de los casos más convincentes de integración del sonido jondo en otros esquemas musicales, lo que hemos dado en llamar fusión. Compone música de enorme riqueza y complejidad, sin perder nunca la referencia flamenca, y él mismo la interpreta con una capacidad técnica de verdadero virtuoso. Algunas de sus creaciones son obras de belleza suntuosa. En varias de ellas su música llega a parecernos sinfónica, por su grandeza, pero cuando se queda a solas con la guitarra su toque es pura jondura, duende apasionado. Gerardo Núñez es una de las cumbres de la generación que ha llevado la guitarra a lo más alto. Se inicia en la jerezana Cátedra de Flamencología, y luego marcha con Paco Cepero y Mario Maya"

Carmen Cortés nacida en Barcelona de padres andaluces, es una de las bailaoras con más prestigio de la danza española actual.Es reconocida nacional e internacionalmente por la fuerza expresiva, en sus manos, en sus zapateados y en sus figuras. Su baile es temperamental, rápido y rabioso, es el baile flamenco de la antigua escuela, con un sentimiento y una visión muy personal. En su baile y en sus coreografías se aprecia la esencia del flamenco de Mario Maya, nervioso, vivo, eléctrico, dejándose llevar por el tiempo, el compás, la percusión de los zapateados, y su braceo que utiliza como nadie para expresar y bailar los silencios..."

 

Ya puedes inscribirte en este curso a través de nuestro formulario en la web o haciendo clic aquí

 

TALLER DE VOZ - CARME CANELA

Promusic organiza un TALLER de VOZ con Carme Canela el 31 de octubre en el Exconvento de Santo Domingo (La Laguna) 
Nacida en Barcelona, Carme Canela es una de las voces más reconocidas dentro del panorama del jazz español. Ha colaborado con músicos del ámbito  jazzístico internacional y español como  Guillermo Klein, Bruce Barth, Kurt Rosenwinkel, Perico Sambeat, Lluís Vidal, Joan Albert Amargós, David Mengual, Horacio Fumero, Gorka Benítez, Jordi Bonell, Jordi Matas, Carles Benavent, Bernardo Sassetti, Robert Ashley y Agustí Fernández, etc.
Ha participado en más de cuarenta grabaciones de los mejores músicos del jazz nacional e internacional, y cuenta en su haber con más de ocho discos como líder.
Ha realizado giras por diversos países como: Italia, Portugal, Marruecos, Israel, Francia, Argentina y Uruguay, además de actuar en el “Village Vanguard” o el “Carnegie Hall” de Nueva York.
En la actualidad es profesora de Canto Moderno y Jazz en la ESMUC (Escola Superior de Música de Catalunya) y en el Conservatori del Liceu en Barcelona.
Este TALLER de VOZ de Carme Canela está orientado a todas aquellas personas interesadas en el repertorio del jazz, blues, bossa y demás géneros relacionados.
El objetivo general es profundizar en técnica vocal, interpretación e improvisación aplicadas a estos estilos. También para aquellos/as que, con o sin conocimientos musicales, quieren mejorar su técnica vocal, aprender a cantar mejor y a explorar sus recursos vocales. 
 
 
TALLER DE VOZ de CARME CANELA
Fecha: 31 de octubre de 2015
Horario: 10:00 a 14:00/16:00 a 20:00
Lugar: Salón de Cristal – Convento de Santo Domingo – Pza. Sto. Domingo, s/nº - La Laguna - Tenerife

Solicita más información escribiéndonos a: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta actividad organizada por PROMUSIC cuenta con el patrocinio de AIE (Sociedad de Artistas, Intérpretes o Ejecutantes de España) y Fundación SGAE, y con la colaboración de Cultura La Laguna

Los músicos exigen más libertad para poder tocar en bares

Esta noticia apareció hace dos meses, pero lamentablemente sigue estando de actualidad. Se trata de algo que ocurre desde hace tiempo en Barcelona, y que ¡cómo no! también nos afecta por estas tierras: locales (bares, cafeterías, restaurantes, etc) con actuaciones de "pequeño formato" que ven constantemente amenazada su actividad por una legislación nada adaptada a la realidad -por decirlo de un modo elegante-. 
Sacamos esta noticia tirando de hemeroteca, ahora que se ha iniciado una campaña en la plataforma Change.org con una petición a la nueva Alcaldesa de la Ciudad Condal: Ada Colau. Esta petición no podía tener un texto más explicito: "Modifiquen la normativa que regula el acondicionamiento de locales que ofrecen actuaciones de pequeño formato y concedan una prórroga a todos los expedientes abiertos".

Fuente: El Periódico.com, 7/06/2015

-Reivindican poder actuar en horario familiar sin requerir una licencia específica
-Promotores y artistas claman por modificar la normativa y potenciar a los intérpretes

Casi todos coinciden en lo paradójico de que una ciudad que se las da de cosmopolita sea tan conservadora. En lo sorprendente de que haya seis escuelas superiores de música, pero sea tan difícil encontrar espacios en los que actuar. Partiendo de esas premisas, asociaciones culturales, de comerciantes y de artistas se han unido para pedir la modificación de la ordenanza municipal para permitir que los bares puedan programar música en directo sin un permiso expreso «en horarios responsables». «Barcelona podría ser Londres con dos únicos cambios en la norma que descriminalicen
la cultura», dice Toni Oller, activista vecinal en Sant Antoni y cultural en la asociación Talia Olympia.

Foto: Carola Ortiz y Marco Mezquida, en un concierto acústico celebrado en el Café Mandacarú.

La principal crítica que destacan tanto los gestores culturales como los artistas es la clandestinidad a la que a sus ojos les fuerza la dureza de la actual ordenanza, que exige una licencia específica -además de la licencia de bar o de restaurante- y tener el local completamente insonorizado, algo que consideran inasumible por la carestía de la obra. «Para nosotros es muy importante la conciliación vecinal. Se trata de dar cobertura legal a actuaciones en horarios familiares y a espectáculos de pequeño formato», subraya Cristian Vega, del Café Mandacarú, quien lleva más de dos años programando cada semana. «La normativa no hace ninguna distinción a nivel cualitativo ni técnico. Es igual que traigas una orquesta de cámara o una discoteca», asegura Vega, quien añade que no ha recibido jamás una denuncia de ningún vecino. Como todos los locales que apuestan por la cultura pese al riesgo, Vega sabe que, de suceder eso, podría verse obligado a dejar de programar.

Las paredes del Mandacarú son gruesas -es un edificio antiguo-, y sus responsables programan siempre acústicos entre las ocho y las diez de la noche, «muy pendientes de los decibelios». «Pese a eso estás siempre pendiente de un hilo», prosigue Vega, por cuyo club de jazz han pasado los mejores músicos de la ciudad. «Con la música no ganamos dinero, por eso tenemos la parte del restaurante. Este es nuestro pequeño sueño, creemos en la cultura y en la necesidad de ofrecer espacios», añade.

Leer más...

Un estudio revela que uno de cada tres músicos sufre pánico escénico

Fuente: La Verdad.es, 5/8/2015

La tesis elaborada por un profesor de piano asegura que el problema es muy común y reclama más atención psicológica en los conservatorios

Los hay quienes comienzan a sudar. Otros, se quedan paralizados o incluso tartamudean. Y hay quienes superan esos miedos, pero otras veces es inevitable la retirada al camerino. Le pasó a Joaquín Sabina hace poco. También a Pastora Soler. Tanta atención, tantas expectativas y tantas miradas pueden pasarle factura hasta a los artistas más reconocidos, acostumbrados a cantar y actuar en público decenas de veces. Pero, ¿por qué algo que se entiende como una pasión puede hacer entrar en pánico a los músicos? Es algo que se preguntaba José Ballester, profesor de piano en el Conservatorio de Música de Murcia, y que ha intentado dar respuestas y soluciones al pánico escénico mediante un estudio en el que han colaborado 570 músicos y 60 profesores, en un rango de edad que va desde los 10 a los 54 años. Y el dato es sorprendente: uno de cada tres músicos sufre ansiedad escénica, e incluso uno de cada cinco alumnos deciden abandonar sus estudios de música por esa causa.

«Como profesor, me preocupaba el gran deterioro interpretativo que sufrían algunos alumnos al actuar en público», cuenta Ballester. «Un deterioro que no es justificable si se tienen en cuenta la cantidad de horas que invierten los alumnos en su preparación». Ballester quiso tratar este tema en la elaboración de su tesis doctoral y para ello se basó en la experiencia de los alumnos de los conservatorios de Murcia, Lorca y Cartagena. El profesor define la ansiedad escénica como «un temor o angustia irracional que aparece ante la actuación en público y que condiciona la musculatura y la concentración del músico», hasta el punto que pueden darse resultados muy pobres en aquellas personas que se sienten muy presionadas por actuar delante de otras personas. Según explica el profesor, se ha descubierto que los niveles de ansiedad son ligeramente superiores en los adolescentes, y que las chicas se ven más afectadas que los chicos. Como es lógico, el contexto también influye. «Una actuación como solista ante una audiencia importante y en una situación muy valorativa puede disparar los niveles de ansiedad». La clave para muchos es la práctica. Ballester descubrió cómo el número de horas de ensayo afecta a los músicos. «Aquellos que invierten más horas, de alguna manera tienen menos ansiedad. Hay una relación inversa», de tal forma que quienes apenas han repasado sus partituras son más proclives a pasarlo mal sobre el escenario y, por ende, a ofrecer una actuación muy por debajo de lo esperado.

Aún así, los nervios son «impredecibles», apunta Ballester, y van mucho con la personalidad de cada uno. Sin embargo, hay rasgos comunes en los artistas. «Los músicos somos muy perfeccionistas, y la preocupación excesiva por los errores y por las expectativas emocionales hacen que se disparen los niveles de ansiedad escénica».

Su autor, José Ballester, apuesta por nutrir estos centros con servicios de orientación psicopedagógica El trabajo destaca que un alto nivel de ansiedad puede llevar a los alumnos a abandonar sus estudios

Apoyo profesional

El estudio, que contó con la tutela de los doctores Juan Miguel González y Pablo Olivares, establece que el problema del miedo escénico tiene una solución psicológica. Ballester apuesta por tratar el tema de los nervios de forma profesional con los alumnos. «Sería conveniente que existiera una simbiosis entre la psicología y la musicología», asegura. «Nosotros como profesores de música solo podemos aconsejar desde nuestra propia experiencia, pero esto no

Leer más...

Página 10 de 28

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto